Garantizando la fiabilidad de los resultados y competencia técnica de una organización.

 

 La acreditación reconocida a nivel nacional e internacional elimina las múltiples auditorías.

 

Un laboratorio u organismo certificador que ha conseguido la acreditación logra reconocimiento nacional e internacional de sus clientes y usuarios, sean directos o indirectos.

 

                El establecimiento de acuerdos de reconocimiento mutuo entre organismos acreditadores de la región y del mundo facilita la negociación y el libre comercio entre bloques económicos firmantes de esos acuerdos beneficiando a empresas y usuarios que operan en esos mercados.

 

 Una organización conquista nuevos nichos de mercado cada vez que logra demostrar su credibilidad y competencia técnica a través de una acreditación.